Los fiscales lo acusan de usar dos juegos de champú y un desodorante.

Los fiscales lo acusan de usar dos juegos de champú y un desodorante.

La fiscal Laura Mercedes Giacummo supuestamente acusó a un hombre de robo por tomar dos champús y un desodorante de una tienda Biggie. Al final pidió arresto domiciliario, el cual fue concedido por la jueza fiador Lici Sánchez.

Te recomendamosEstos son los 5 mejores champús para cuidar tu cabello, según la OCULos 5 mejores champús para cuidar tu coleta según la OCU

Los cargos son contra Víctor Marcelo Coronel Giménez, un tendero de equipos de 41 abriles.

Según el representante del Servicio Sabido, el hecho ocurrió el 21 de julio de 2022 cerca de de las 18:10 horas en el lugar de Biggie, situado en Caudillo Santos, casi Vía Férrea, de nuestra hacienda.

Te recomendamosLos 15 mejores champús sin sulfatos para cuidar siempre tu cabelloLos 15 mejores champús sin sulfatos para cuidar siempre tu cabellera

El agente dice que Víctor Coronel, vestido con una camisa roja y jeans, supuestamente se hizo acaecer por un cliente. Llamó la atención del guardián de seguridad Alcides Barrios, quien se observó a sí mismo metiéndose la ropa en los pantalones.

Según la recriminación, el guardián de seguridad revisó al coronel y encontró los posesiones. Eran dos champús y un spray antitranspirante. El supuesto es que los tres posesiones sumaron G. 120.000.

Te recomendamosWhatsappQuimi Romar, fabricante de champús Lidl, aparca sus ventas y duplica la producción en Sagunto

El guardián llamó a la Comisaría 9 de la Policía Metropolitana, cuyos agentes lo detuvieron. Él mismo permaneció bajo custodia por orden de la fiscal Laura Giacummo.

En la audiencia frente a el agente fue asistido por el defensor divulgado Eduardo Velázquez, quien señaló que las cuestiones eran menores y que la denuncia no la hizo el dueño del lugar, sino los empleados.

Te recomendamosLos mejores champús con ácido hialurónicoLos mejores champús con ácido hialurónico

El agente acusó al hombre de robo y solicitó arresto domiciliario como medida cautelar. Incluso pidió seis meses para investigar el caso.

La audiencia de medidas cautelares se llevó a agarradera frente a la jueza Lici Teresita Sánchez, quien se encontraba de turno al momento de la recriminación.

Según el mediador, el hombre tenía varias condenas previas, con lo que finalmente ordenó el arresto domiciliario del imputado.

Subir